Hola amigos, hace unos días encontré un cañón de bronce de un trabuco inglés de 1740,muy sucio y con una gruesisima capa de oxidación con restos de tierra y deshechos animales.algunas personas me dijeron que solo lo lave y lo mantenga así,pero en la conservación de piezas depende mucho de el gusto personal de cada uno y yo personalmente amo ver las piezas como cuando estaban siendo usadas,y pensar que un objeto así pudo pertenecer a alguien como un pirata, pues estas eran las armas favoritas de ellos y especialmente porque este cañón había sido convertido en batalla en un garrote,algo también muy común de los piratas en la época. 

Todavía quedaban algunos ancianos de aquel tiempo, que platicaban a la luz de una "Raja de Ocote" ,cuando una vez en la pequeña cantina del pueblo de pronto abrió la colgada puerta un Hombre harapiento que llamo la atención por lo "fregado" que se veía.

¡Nadien! le hizo caso,...

Se dirigió derechito al cantinero, sin saludar a ninguno de los presentes y pidió un vaso de su mejor ¡aguardiente! bebió su trago como si nada y pidió otro, cuando iba por el tercero el cantinero altaneramente le pregunto:

Siguenos

Main Menu